‘Sex Education’: la serie adolescente que necesita cualquier adulto

TEMPORADA 1

Lo primero de todo: Laurie Nunn, gracias por crear una serie como ‘Sex Education’ para tratar temas que son tan tabúes en la sociedad. Y gracias, una vez más, Netflix por permitir que esta obra maestra llegue a nuestras pantallas. Esta serie británica producida por Netflix fue la primera gran apuesta de la plataforma por una serie de comedia. Estrenada en enero de 2019, teniendo ya disponible la segunda temporada, ya habiendo anunciado su tercera, ‘Sex Education’ despegó para quedarse con nosotros. Y, lo mejor, es que es la serie que necesitamos.

Como indica el título de la serie, creada por Laurie Nunn y dirigida casi a partes iguales por Ben Taylor y Kate Herron, el tema central es el sexo y los problemas sexuales que se presentan en personajes que encarnan a adolescentes con sus primeras experiencias sexuales y que desconocen todo este mundo y su propio cuerpo (como le puede pasar a cualquier persona adulta también). Por eso, es tan importante una serie así. No solo afecta a los adolescentes o jóvenes en su andadura e inicio por la vida sexual más primaria, sino porque cualquiera (con más o menos experiencia) podemos sentirnos identificados y descubrir cosas nuevas de las que nunca nos habían contado nada.

La excusa para tratar el sexo como tema central viene ligada a la vida del protagonista Otis Millburne (un fantástico Asa Butterfield que, si bien sigue con la misma cara que en ‘El niño con el pijama de rayas’, nos encarna a la perfección un personaje con mucha teoría y poca práctica). La madre de Otis, Jean (interpretada por Gillian Anderson), es terapeuta sexual. Otis ha crecido en un ambiente familiar muy abierto en cuanto al tema del sexo y todo lo que implica. Sus padres, aunque separados, se dedican a lo mismo, y su madre no para de poner las cartas sobre la mesa en cuanto tiene que hablar de algún problema sexual de su hijo.

Otis sabe toda la teoría, pero no tiene nada de práctica, de hecho, por algunos episodios traumáticos de su infancia, siente cierta repugnancia al experimentar cualquier contacto directo con el sexo. Aquí aparece Maeve (una Emma Mackey que sorprende), una chica experimentada en el tema del sexo, con cierta fama y con muchos lastres familiares. Maeve es quien convence a Otis, después de ver cómo aconseja a un compañero sobre algunos problemas sexuales, de que formen un equipo para llevar una especie de clínica sexual juntos: ella se encarga de las citas y él de las terapias.

Una serie con todos los clichés adolescentes pero que va mucho más allá. No hace ningún mal a cualquiera que la vea, al revés, puede solucionar muchas dudas, educarnos en el ámbito sexual y hacernos sentir identificados en más de una ocasión. Eso sí, la serie es mucho más atractiva para los adolescentes y jóvenes por su estética y disfraz principal que envuelve cada trama: el instituto. Sin embargo, y pese a las consultas que se plantean y que Otis hace frente como todo un profesional en terapias sexuales, ‘Sex Education’ avanza con cada personaje y su propia trama haciendo su conjunto aún más atractivo.

Aunque encontramos todos los grupos que estamos acostumbrados a ver en las series de instituto (populares, deportistas, marginados, frikis…), logras empatizar con cada uno de ellos (pertenezcan al grupo que sea) cuando cuentan sus problemas. Se nos muestra así que todo lo demás es pura fachada, como ocurre en la vida real, y que detrás de todo eso hay una persona con problemas y a quien también le afectan sus cosas. Gracias a todo el elenco, ‘Sex Education’ consigue crear un ambiente familiar que hace sentir cómodo al espectador y que despierta su curiosidad.

La serie utiliza el tono cómico para narrar cualquier trama o para tratar los problemas en las terapias y hacerles frente, pero no deja de lado el drama que envuelve a cada personaje. Muestra de manera muy cruda cómo lo pasa el personaje de Eric (detrás descubrimos a un maravilloso Ncuti Gatwa), que se escapa de todo lo establecido que podemos tener en mente con un “amigo gay”. En uno de los capítulos donde adquiere mayor peso, podemos ver a todo lo que se debe enfrentar, su lucha interior y su propio impulso a ser y defender cómo quiere ser él mismo, digan lo que digan, le miren como le miren, o le traten como le traten. Este es uno de los secretos que consiguen que ‘Sex Education’ sea una serie redonda y completa. Su casting no podría ser mejor y las tramas que plantea el guion están a la altura de todos sus personajes.

Además, en tan solo ocho capítulos se tratan temas como la homosexualidad, desde la violencia, el odio y el abuso, hasta la aceptación; la normalización del aborto, mostrando la importancia de la decisión y a lo que se someten las mujeres; la masturbación (en especial la femenina), se normaliza tanto su práctica como la masturbación masculina, se invita a explorar el cuerpo de uno mismo y a descubrir qué nos gusta experimentándonos, así consigue dejar de lado el cliché de un sistema patriarcal donde se entiende a la mujer únicamente como vía para el uso y disfrute del hombre; el travestismo, sin necesidad de cuestionarlo; el acoso y abuso sexual, dejando claro en todo momento que el “no es no”. Igualmente, no se juzga ningún problema sexual, todo se normaliza y nos invita a ir más allá.

Incluso, se tratan temas no relacionados directamente con la vida sexual o con la expresión de género de uno mismo, pero que afectan. Por ejemplo, la presión que sienten algunos personajes por ser como esperan que sean, cómo afecta el ambiente familiar o los traumas de la infancia en tu futura sexualidad. También aparece el tema del feminismo en personajes representados, entre otros, por Maeve o Aimee. Un tema que de importante apreciación entre los jóvenes y que es necesario que comience a suscitar interés para crear una sociedad igualitaria. Aunque se representan situaciones y ambientes conflictivos, siempre se muestra una visión optimista donde gana la aceptación. ‘Sex Education’ encuentra el equilibrio entre la educación sexual (y en temas tan controvertidos) y el humor para llegar al público y abrirnos los ojos. Lo que tanto necesitábamos.

Un comentario en “‘Sex Education’: la serie adolescente que necesita cualquier adulto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s