‘Esta mierda me supera’: el superpoderoso viaje hacia la madurez

TEMPORADA 1

En la misma línea que ‘The end of the fucking world’, Netflix nos ofrece su nueva apuesta de suspense teenager. No es de extrañar que la nueva serie nos recuerde a la antigua producción que se ha nombrado, ya que ambas comparten autor original: las novelas gráficas de Charles Forsman. ‘Esta mierda nos supera’ (‘I am not okay with this’) se estrenó hace apenas un mes y, aunque no nos cuenta nada nuevo, sí nos aporta más de lo que podíamos esperar.

Creada para la pantalla por Christy Hall y Jonathan Entwistle, volvemos a encontrar en ‘Esta mierda me supera’ otra nueva similitud con ‘The end of the fucking world’ ya que Entwistle también estuvo involucrado en la dirección de la primera. Con la misma estética recurrente de las películas de John Hughes sobre los años 80 y una fotografía y composición que a veces nos recuerda a ‘Sex Education’ con un desarrollo en presente pero que se antoja ciertamente ochentero en su forma, ‘Esta mierda me supera’ nos presenta el nacimiento de nuestra nueva superheroína adolescente: Sydney (una cautivadora Sophia Lillis).

Tan solo siete episodios de menos de treinta minutos nos sirven para conocer a una adolescente con su vida patas arriba. Sydney ha perdido a su padre hace relativamente poco tiempo, no encuentra su lugar en su casa, la relación con su madre no es para echar cohetes, en el instituto solo cuenta con su amiga Dina y siente que no encaja en ningún lado. Y, por si fuera poco, comienza a experimentar ciertos cambios que convierten su vida en un caos peor de lo que era: es capaz de mostrar algunos superpoderes cuando pierde el control de sí misma.

Lo cautivador de ‘Esta mierda me supera’ es que, a pesar de la premisa adolescente y la presentación de unos superpoderes paranormales, es que no deja de ser una serie que retrata el viaje de madurez de su protagonista, y nadie mejor para esto que Sophia Lillis. Ella es el punto álgido que consigue sustentar toda la producción. Lo que nos engancha es Sydney. Logra transmitirnos su inseguridad, su frustración y rabia, y la incapacidad que le caracteriza para expresar sus sentimientos, todo lo que finalmente termina desencadenando sus poderes. Unos poderes que no dejan de ser la forma de externalizar todo el proceso de madurez y superación al que se enfrenta una adolescente.

Una premisa que nos recuerda a los inicios de Eleven/Once en ‘Stranger Things’. Lo fantástico se mezcla esta vez con los problemas cotidianos de una adolescente. Así nos embarcamos en un viaje donde acompañamos a Sydney a enfrentarse al instituto, al drama que vive en casa, a la relación con su madre y al amor no correspondido. Aunque el resto de los personajes pueden resultarnos resabiados o cargantes con tramas y clichés que no paramos de ver una y otra vez en series adolescentes, algo nos mantiene enganchados hasta el final.

El inicio de la serie, junto a la interpretación de Sophia Lillis, es lo que consigue que seamos capaces de verla en una tarde. Y es que el principio ya nos adelanta que algo muy gordo va a pasar. Esta premisa nos resulta atractiva para consumir todos los capítulos de golpe, y una vez que lo hacemos encontramos muchas mas sorpresas. Por ejemplo, el personaje de Standley Barber (interpretado por un carismático Wyatt Oleff). Sydney encuentra en Standley su mejor aliado y compañero de la aventura que acaba de emprender. Por su parte, Sophia y Wyatt muestran todo su esplendor y química en la pantalla, algo que los espectadores ya supimos apreciar en la primera entrega de ‘It’ en 2017.

Definitivamente, aunque ‘Esta mierda me supera’ no aporta nada novedoso (ni al género, ni al público juvenil, ni a la plataforma), era difícil que un producto así no funcionase satisfactoriamente. Un elenco juvenil que se pasa y cuya química de la pareja “protagonista” sobresale la pantalla (Sophia Lillis y Wyatt Oleff), el mismo director que ‘The end of the fucking world’ tratándose también de una adaptación de una obra de Charles Forsman y una serie de los mismos productores que ‘Stranger things’. Si su objetivo era llamarnos la atención y entretenernos durante una tarde entera, lo consiguen de lejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s