‘La línea invisible’: cuando ETA cambió su rumbo

MINISERIE

Mariano Barroso lo ha vuelto a hacer. Después de ‘El día de mañana’, el actual director de la Academia de Cine española vuelve a colaborar con Movistar+ para dirigir una nueva historia que regalarnos. Con el mismo formato, inspirada en la historia de nuestro país y con una gran documentación a sus espaldas, Movistar+ da paso a ‘La línea invisible’. Ayer se estrenó con una acogida que no deja indiferente a nadie ya que el hecho que trata todavía suscita ampollas entre los españoles.

Con guion de Alejandro Hernández, que también guionizó la novela de Ignacio Martínez de Pisón, junto a Mariano Barroso, para regalarnos ‘El día de mañana’, esta vez se incorpora al equipo Michel Gaztambide para adaptar una idea de Abel García Roure y darle la forma tan fantástica que han conseguido. Todo bajo la supervisión y con la dirección ya curtida de Mariano Barroso que, con un enfoque y una estética similar a la anterior miniserie ya nombrada, consigue contarnos el inicio de una historia de la que ya conocemos su desarrollo y su final. El inicio de ETA, su asentamiento como organización y la deriva de su acción hacia la lucha armada.

El nuevo trabajo de Barroso en la plataforma vuelve a suscitar qué hablar después de ‘El día de mañana’ que también provocó un revuelo de opiniones. Su anterior trabajo se enmarcaba en la última etapa de la dictadura franquista y retrataba la oposición al régimen desde la Barcelona de finales de los 60. Ahora la historia que retrata ‘La línea invisible’ se antoja más cercana. Aunque la serie se contextualiza en la década de los años 60, ETA no se disolvió hasta hace apenas dos años.

Conociendo el avance de la organización y su reciente final, el director nos propone conocer cómo ETA pasó de ser una lucha obrera contra la represión franquista defendiendo la lucha de la cultura del pueblo vasco a una banda que defiende la lucha armada con el objetivo de obtener mayor repercusión nacional (e internacional si se tercia) para lograr sus pretensiones para con el pueblo vasco. Todo esto lo conocemos a través de una mirada sobria y exenta de sentimentalismos, aunque centrándose en las personas que se encuentran inmersas en el conflicto. Por ello, es importante resaltar todo el proceso de documentación al que se sometió el equipo de la serie, que se centró, tal y como ha apuntado en una entrevista el director, en conocer las personas que había detrás de todo esto, su parte humana y, en base a ello, construir los hechos que ya se conocen. Se trata de conocer las motivaciones que llevan a tomar cada una de las decisiones que tienen consecuencias lamentables.

‘La línea invisible’, principalmente, enfrenta a dos personajes de dos bandos opuestos: Txabi Etxebarrieta (un soberbio Àlex Monner) y Melitón Manzanas (interpretado por Antonio de la Torre que, una vez más, demuestra que es incapaz de hacer algo mal). ETA se constituyó en 1959, pero su primera víctima mortal data de 1968. La miniserie nos cuenta cómo un universitario vasco ingresa en la organización por sus ideales afines y termina convirtiéndose en uno de sus dirigentes en esa etapa. Fue el primer miembro en sobrepasar la línea de la protesta y asesinar a sangre fría a un inocente. Es cuando la oscuridad se apodera de la organización y comienza a dar paso a una escalada de violencia hasta su reciente disolución.

Pero la miniserie de Movistar+ no ahonda en los crímenes de ETA, narra justo lo que ocurre antes, lo que les lleva a actuar de esa manera tan escabrosa, de sus decisiones y de sus errores. Una historia que enfrenta a sus dos personajes principales, un joven comprometido con la causa de ETA y un adulto conocido en la historia por ser uno de los torturadores del régimen franquista, y además colaborador de la Gestapo durante la Segunda Guerra Mundial. En ‘La línea invisible’ vemos las personas que se esconden tras estos perfiles. Una historia que se torna incómoda para los españoles al retratar la memoria histórica de un país al que le escuecen demasiado sus errores, aunque algunos sean incapaces de reconocer los errores como tales. No se trata de empatizar con una banda terrorista, se trata del origen de estos asesinatos, sin buscar su comprensión o sin pretender su justificación. Aunque sí encontramos ciertos tintes de edulcorante al conocer al entonces líder de una futura banda criminal y a un torturador de la época. Llegamos a conocer sus fragilidades, sus debilidades, sus dudas. Llegamos a ver a las personas que hay detrás del puesto que ocupan.

Es necesario destacar toda la parte técnica de ‘La línea invisible’. Una fotografía impecable, con una calidad de imagen que eleva cada escena a su punto más álgido. Repite como director de fotografía Marc Gómez del Moral, que también fue autor de la misma en ‘El día de mañana’. La escenografía está idealmente elegida, una puesta escena de la que no se puede criticar nada, así como de la parte de ambientación y vestuario.

El elenco se compone, en su mayoría, por caras que resultan más que familiares, Àlex Monner, Antonio de la Torre, Enric Auquer, Patrick Criado, Anna Castillo, Asier Etxeandia… Y, aunque llevan al extremo sus interpretaciones regalándonos una credibilidad y empatía espeluznantes, rompen la armonía de la ambientación. A veces la falta de acento de los personajes aleja al espectador del contexto, al contrario de lo que ocurría, por ejemplo, con la serie ‘Fariña’, donde las tramas se defienden por actores gallegos en una historia que se desenvuelve en Galicia. Pese a este contratiempo mal elegido, es indudable que el equipo actoral está a la altura del guion que se les presenta. Unas actuaciones que son un lujo presenciar y que, aunque la mayor parte del elenco es catalán, consiguen envolver la trama con unas interpretaciones impecables que ayudan a que se nos olvide el acento que deberían tener.

La constitución de ETA tiene su origen lógico de lucha obrera que pretende desligarse de la represión franquista y defender la lucha de la cultura y libertad que quieren arrebatar al pueblo vasco. Sin embargo, las divisiones internas y la búsqueda de una mayor repercusión de la banda ciegan a algunos miembros que optan por la lucha armada y violenta para protestar contra las injusticias que sufren. Lucha contra injusticias que conllevan nuevas injusticias. Así es como se retrata en ‘La línea invisible’. La historia del inicio de ETA y la historia de dos perdedores. Finalmente, Txabi Etxebarrieta y Melitón Manzanas acabaron perdiendo la vida por ideales opuestos, pero los dos perdieron. Dos bandos incapaces de sentir empatía el uno por el otro, de entenderse, de comprender su situación, su posición, su lucha. Dos bandos abocados a su fracaso.

En este sentido, es muy interesante la apuesta por el thriller para narrar una historia que ya se conoce, porque, al conocerse, es más importante el cómo se cuenta que lo que se cuenta. Lo que ocurre esta datado, se puede buscar, documentar de cualquier manera, pero la gran labor que muestra aquí Mariano Barroso es el modo en que decide contar lo que ocurrió. Se potencia la parte humana de la historia y no se centra en el odio. Así se elige la voz narradora de Txiki (Anna Castillo), una de las componentes de la organización terrorista en la ficción, que decide abandonar ETA cuando comienza la lucha armada a pesar de haber sido un apoyo ferviente de esa acción. Es muy interesante el planteamiento que la nueva producción de Movistar+ hace en su capítulo final donde, tras la ejecución de Txabi y la mitificación del acontecimiento para justificar la causa violenta de ETA, el personaje interpretado por Anna Castillo dice: nuestra lucha se convirtió en locura infinita que no sirvió de nada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s