‘Puñales por la espalda’: la película que mejora la versión del Cluedo

Nunca es tarde para disfrutar de una película como ‘Puñales por la espalda’. Internacionalmente conocida como ‘Knives Out’, la nueva película dirigida por Rian Johnson llegó a España a finales de noviembre de la mano de eOne y, desde entonces, cualquiera que cae en sus redes no tiene nada malo que decir de ella. Una película inteligente que, bajo el mismo género que sigue la novela policiaca, ahonda en la crítica social hacia un sistema racista y clasista que se mueve por las apariencias.

Al más puro estilo del Cluedo, ‘Puñales por la espalda’ trata de un crimen que se debe resolver y, para ello, se nos presentan los sospechosos de la casa en forma de entrevistas mientras se muestran pinceladas de los acontecimientos entre declaración y declaración, dejando ver lo que cuentan los personajes y lo que realmente pasó. Tras la muerte de Harlan Thrombey (Christopher Plummer) la noche en la que celebraba su 85 cumpleaños, el detective Benoit Blanc (Daniel Craig) intenta reconstruir los hechos a través de la familia para demostrar la verdad: si fue un suicidio o un asesinato.

La película de Rian Johnson es toda una obra de arte, no se le escapa nada y toda ella son referencias a los grandes clásicos de las novelas de crimen y misterio, eso sí, apoyándose en una comedia negra exquisita. Se pueden apreciar grandes influencias de los casos de Agatha Christie al tratarse de una historia clasista y de ricos, como ocurre con la familia Thrombey donde lo verdaderamente importante es que el patriarca es el que mantiene a todos sus hijos con su fortuna y lo que importa tras su muerte es la parte de la herencia que le corresponderá a cada hijo.

Asimismo, vemos en la figura del detective Benoit Blanc el legado de Sherlock Holmes, quien a través de sus razonamientos deductivos consigue encontrar la solución de los casos más complicados. Incluso se nos muestra en pantalla un guiño a la serie ‘Se ha escrito un crimen’. En la casa de Marta (Ana de Armas), la enfermera y amiga de Harlan, vemos en su televisor la imagen del reconocidísimo personaje de Jessica Fletcher. Guiños que nos demuestran que el director es capaz de mimar a los distintos géneros sin destruirlos otorgándoles la autoría que merecen.

La historia se compone de giros argumentales constantes que llevan de un personaje a otro y que conducen al espectador a conocer qué ocurrió realmente con la muerte Harlan Thrombey, ¿es todo lo que parece? Rian Johnson nos convierte a nosotros también en detectives. ‘Puñales por la espalda’ no aporta nada novedoso, pero tampoco ofrece menos de lo que promete: entretener. Y cumple su promesa con creces.

Sin duda, uno de los aspectos más destacables, dejando a un lado la dirección y el brillante guion, es el casting con el que cuenta la película. Representando a caricaturas estereotipadas de personas que conforman (o creen formar) una élite absurda de burocracia y dinero, el elenco demuestra estar muy por encima del personaje que representa, donde las falsas apariencias rigen su día a día. Rostros tan conocidos como Toni Collette, Jamie Lee Curtis, Chris Evans, Don Johnson, Michael Shannon y Ana de Armas, entre otros, interpretan personajes agradables a simple vista, pero que se tornan oscuro cuando les tocan lo suyo: el dinero. Porque, como ya se ha dicho, esta comedia negra gira entorno a los problemas de los ricachones. Ni si quiera hay un mínimo de conmoción por la reciente muerte del cabeza de familia. Si todo es frío desde el principio, cuando se descubre quien hereda directamente toda la fortuna del señor Harlan, el ambiente familiar se torna oscuro.

Un hilo argumental que se construye prácticamente entre Daniel Craig y Ana de Armas que se comen la pantalla, aunque nada sería igual sin la actuación coral del resto del reparto. Una Ana de Armas que aumenta su peso en pantalla y que, con su personaje, sirve de excusa para encauzar la crítica social que esconde el filme. Porque sí, toda película contiene un mensaje, un juicio de valor, un discurso que defiende o que critica, ya que detrás de la obra hay un autor (o un equipo) con una visión específica sobre el tema a tratar.

El personaje de Marta es una joven latina que ejerce de enfermera particular del señor Harlan. La familia todo el rato reproche que “le tratan como igual” con esa connotación que parece indicar que debemos estar agradecidos con los que nos tratan de iguales (¿a pesar de ser menos que ellos?). Se convierte en la protagonista de una narración con humor negro sobre los que están por encima y los que están por debajo y no se les considera ciudadanos de pleno derecho. La familia Thrombey es una ridícula representación de quien no mira más allá de sus narices y son incapaces de conseguir nada por ellos mismos, amparados por una riqueza familiar y con la arrogancia que desbordan se creen superiores a los que tienen menos, aunque lo poco que tengan lo hayan conseguido por méritos propios. Una crítica sutil e inteligente que mueve al espectador por una aventura divertidísima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s