‘La Unidad’: el thriller policíaco que rompe con los estereotipos

PRIMERA TEMPORADA

El estreno más interesante de lo que llevamos de este año se estrenó ayer en Movistar+. ‘La Unidad,’ la nueva producción de esta plataforma junto con Vaca Films, ha sido creada por Dani de la Torre (‘La sombra de la ley’) y por el italiano Alberto Marini, ambos unidos por otro thriller de acción policial: ‘El desconocido’. Sin escatimar en gastos, y con un presupuesto ambicioso que se nota a distancia, la nueva serie dirigida por Dani de la Torre se convierte en su proyecto más prometedor.

‘La Unidad’ es un thriller policíaco donde el mayor peso cae en una trama enrevesada de localizaciones, investigaciones y persecuciones a yihadistas, pero también es una serie que pone el foco en cada personaje. Al contrario de muchas producciones con un elenco de tal nivel y tan abundante, en ‘La Unidad’ ninguno está de paso. Los guionistas, sus dos creadores más Amèlia Mora, saben otorgarles el peso que merece cada uno. El espectador conoce a las personas que hay detrás de la unidad policial, no solo a sus efectivos.

En tan solo seis capítulos de 50 minutos de duración, este thriller policíaco nos introduce en el día a día y las investigaciones de la unidad especial de la Policía dedicada al terrorismo yihadista. El detonante de la trama: ¿qué hace uno de los terroristas más buscados en España? Liderados por Carla Torres (Nathalie Poza), el equipo deberá anticiparse, como hace siempre, a cada movimiento con sumo cuidado, pues no saben qué puede desencadenar esto. Todo enfrentándose a sus problemas cotidianos e intentando compaginar su vida y problemas personales con este duro trabajo.

Con una notable y consistente documentación a sus espaldas, los creadores y guionistas han sabido construir de manera memorable cada aspecto que sostiene ‘La Unidad’. La construcción de cada personaje, su entrega y sus conflictos personales se sostiene gracias a las interpretaciones sobresalientes de todo el reparto. Desde la cabeza de esta unidad, Nathalie Poza (‘Mientras dure la guerra’, ’70 binladens’, ‘Caronte’) interpreta de forma magistral a Carla Torres la comisaria jefa, una mujer capaz de discernir entre estar al mando de estas operaciones y todo lo que le afecta en su vida personal. Seguida del gran descubrimiento de esta producción, el argentino Michel Noher, que dio su salto a España con ‘El desentierro’ de Nacho Ruipérez y que ahora nos sorprende en ‘La Unidad’, y esperamos que haya llegado para quedarse. Noher es Marcos, exmarido de Carla y jefe de este grupo de investigación.

Un reparto coral que se completa con Luis Zahera (‘Vivir sin permiso’, ‘Que Dios nos perdone’), ganador del Goya a Mejor Actor de Reparto por su interpretación en ‘El Reino’ de Rodrigo Sorogoyen; Marian Álvarez (‘Sordo’, ‘Cien años de perdón’ también ganadora de un Goya por su interpretación en ‘La herida’; Carlos Blanco (‘Fariña’); Raúl Fernández (‘El pueblo’); Fele Martínez (‘Los amantes del círculo polar’); Francesc Orella (‘Merlí’), y presencia femenina tan potente como Amina Leony y Fariba Sheikhan (‘El secreto de Puente Viejo’). Actores y actrices, entre otras personas que forman el casting, que defienden sus papeles y contribuyen a la naturalidad y verosimilitud de cada secuencia.

Y es que lo más importante es que los creadores no han tratado en ningún momento de convertir a sus personajes en héroes. Se abandona el trato de los americanos que tienden a ensalzar la figura de los héroes. Dani de la Torre y Alberto Marini acercan sus figuras al espectador huyendo de estereotipos policíacos. Son solo personas desempeñando su trabajo. Luchan por hacerlo lo mejor posible, pero como personas humanas, también cometen errores. Errores que se escapan de nuestras manos y que nos regalan escenas peliagudas que nos quitan el sueño, como aquella del capítulo cinco, muy reciente en nuestra memoria.

Una producción ambiciosa que sorprende con sus localizaciones, tanto nacionales como internacionales. La acción se divide entre Madrid, Cataluña, Melilla, Galicia, así como por escenarios franceses como los de Toulouse, o las secuencias de Lagos y Makoko, en Nigeria. Un montaje dinámico pero descriptivo ayuda a que el espectador no se pierda con los cambios de escenario, al igual que la utilización de una corrección de color acorde a la estética que reclame el lugar. Colores cálidos para ambientes asfixiantes, como los representados en Melilla o Tánger; o colores fríos durante las noches, los interiores, el seguimiento de las investigaciones desde las oficinas y no a campo abierto… La fotografía y la edición suponen un punto importante en la contextualización y estética de ‘La Unidad’, que enriquece mucho más su trama y valor.

El resultado final: un producto más que sólido que te mantiene enganchado durante todo su metraje. Y lo mejor es que, al llegar a su final, descubres que ya están trabajando en una segunda temporada donde contarán con el mismo equipo y nos contarán otra historia. Esta es la ficción que nos merecemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s