‘La casa del terror’: una simple película de terror que cumple sus expectativas

Los aficionados al slasher no pueden dejar escapar la oportunidad de ver ‘La casa del terror’ (‘Haunt’), una película que te hará disfrutar de algunos sustos y sin caretas de fondo que escondan algún mensaje. La película dirigida, y guionizada a su vez, por Scott Beck y Bryan Woods (coguionistas de ‘Un lugar tranquilo’) nos hace volver a las noches de Halloween donde poco importa el mensaje que se quiera dar, lo que a veces necesitamos es disfrutar con un poco bastante de sangre y personajes muy siniestros. Todo un homenaje a los maratones peliculeros del cine de terror de los 80 que se disfruta mucho mejor en compañía.

Con una premisa que solemos ver en este tipo de películas, ‘La casa del terror’ nos sitúa en la noche de Halloween con un grupo de jóvenes que buscan divertirse pasando miedo. Para ello, Harper y sus amigos acudirán a una casa encantada donde las técnicas efectistas para dar miedo son más reales de lo que parecen. La construcción del entorno y los personajes no es muy elaborada, pero tampoco es necesario que lo sea. La película de Scott Beck y Bryan Woods funciona con lo que tiene: un pasaje del terror y un elenco lleno de clichés.

Sin ir más lejos, la protagonista de la historia, Harper (Katie Stevens), es una chica atormentada por un pasado que le persigue y al que no se ha enfrentado nunca. Un pasado que también está presente en su pareja actual y que finalmente hará frente a sus miedos en la casa encantada la noche de Halloween (¡vaya!). Sea como sea, los directores consiguen dirigir satisfactoriamente la actuación de un reparto variado y de caras desconocidas y logran recrear una estética lúgubre con escenarios y puestas en escenas muy trabajadas.

La oscuridad de la noche y la siniestralidad total del escenario ayuda a Beck y a Woods a cumplir su objetivo: asustar. Desde el silencio del inicio que presenta la casa que comparten Harper y sus amigas el espectador intuye que a esas chicas le quedan poco tiempo de vida. Sin embargo, el guion parece a veces cogido con pinzas, pretende asustar pero el espectador también necesita saber algo más. En ningún momento se explica quienes son las personas enmascaradas que se cargan al resto del reparto, de dónde ha salido o por qué lo hacen (aunque esto último se intuye). No existe un planteamiento correcto de lo que ocurre en la casa ni se otorgan las explicaciones necesarias. Bien esto queda en un segundo lugar cuando el objetivo de salir de ‘La casa del terror’ se convierte en una pesadilla.

Y es que ‘La casa del terror’ es una simple película de terror y eso es lo que la hace más disfrutable. Una película sin una duración excesiva y que no provoca grandes debates su contenido porque no esconde nada que reflexionar, solo da paso al terror, al disfrute del “sofá, peli y manta” sin un cuaderno de notas donde tomar apuntes de las ideas que se tratan en algunas películas. Sangre, violencia, personajes siniestros y sustos, la dosis necesaria para una noche donde quieras olvidarte de todo, con mención especial al maquillaje y a la banda sonora que convierten la experiencia en una verdadera pesadilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s