‘Devs’: la culpa como motor de cambio

MINISERIE

Resulta muy difícil definir cada nuevo proyecto que Alex Garland pone sobre la mesa, porque todos, con sus características entrelazadas, nos hablan de los avances tecnológicos y nuestra condición humana. Proyectos que esconden tras sí mismos grandes reflexiones filosóficas. Es el caso de la nueva coproducción entre FX Productions y Scott Rudin Productions creada, dirigida y guionizada por el propio Garland: ‘Devs’. Un nuevo proyecto que no difiere mucho de los anteriores del director, una síntesis entre sus dos últimas películas ‘Aniquilación’ (2018) y ‘Ex Machina’ (2015), que le costó la nominación de Mejor Guion Original en los Oscar. En España, ya podemos disfrutar de la serie al completo en HBO.

Garland ya ha demostrado el culto de sus obras a la ciencia ficción, y en ‘Devs’ combina a la maravilla este género con grandes dosis de thriller. La temática de una tecnología futurista aplicada a la vida humana toma conciencia en los trabajadores de Amaya, una empresa pionera en tecnología situada en San Francisco. El CEO de la empresa, Forest (un encriptado Nick Offerman muy bien construido), recluta a Sergei (Karl Glusman) para trabajar en uno de los departamentos de la empresa, del cual todos conocen su existencia, pero nadie sabe lo que se hace dentro: Devs.

El detonante de la historia es la muerte de Sergei y la disposición de su novia Lily (la ya conocida en las películas de Alex Garland, Sonoya Mizuno), también trabajadora de Amaya, por descubrir la verdad sobre su muerte. Con esta premisa tan simple se nos abre un mundo de avances y teorías relativistas mucho más interesante que el planteamiento que presenta su sinopsis. A través de la defensa del determinismo y el rechazo al libre albedrío, ‘Devs’ demuestra estar más movida por las emociones humanas que por las demostraciones científicas.

Quien espere una serie de acción y ciencia ficción, desde luego pueden ir buscando otra opción. ‘Devs’ se toma su tiempo para desarrollar sus tramas y resolver su mensaje encriptado. Con un tiempo pausado, nos plantea incógnita y nos invita a la reflexión tras cada capítulo. Su desarrollo es lento, pero nada en la serie es estático. Sus planos siempre muestran cierto dinamismo y movimiento que apoyan un avance paulatino. La cámara sigue siempre a sus personajes, otorgándoles un peso esencial en la composición estética y narrativa.

Todo ello acompañado de una banda sonora que marca el ritmo y que concede el peso que corresponde a cada secuencia. Compuesta por Geoff Barrow y Ben Salisbury y con alguna colaboración de The Insects (ya coincidieron en ‘Aniquilación’), la BSO de ‘Devs’ se convierte en una de las principales fortalezas de la serie. Sus creadores se encargan particularmente de dotar a cada parte del guion de temas experimentales que entremezclan cantos gregorianos con otros instrumentos y que envuelven a las tramas de cierta siniestralidad e intriga malrollera.

A todo esto, se suma la magistral fotografía con la que cuenta la serie. Una composición de planos que declara siempre dobles intenciones. La composición de la puesta en escena y la fotografía que se maneja en ‘Devs’ constituyen un personaje más en la trama. Su imagen nos habla por sí sola. Sus creaciones artísticas visuales son comparables a las utilizadas en ‘Ex Machina’ y aporta luz al encriptado guion. Aunque la historia parte con una premisa compleja y plantea incógnitas que, en un principio, hace que te sientas un ignorante en cuanto al tema del avance tecnológico que se plantea. Con su avance, el espectador se convierte en cómplice de la trama y de sus personajes, entiende cada teoría que se propone y acaba convenciéndose en cierto modo del determinismo de Forest (todo el empeño que pone el personaje hace que te llegues a plantear verdaderamente la teoría). Sin darte cuenta, ya entiendes todo. Tanta luz ya no te ciega, te has acomodado a su lenguaje, a lo que trata, y conoces todo bien. Conoces a Forest, sus motivaciones, su frialdad, su objetivo. De repente, todo cobra sentido.

Y es que es Forest nuestro verdadero protagonista, aunque la sinopsis inicial y la historia tenga cierta tendencia a desviar nuestra atención hacia el desarrollo de Lily. Forest juega a ser un nuevo Mesías, por eso las referencias de los halos de luz sobre los árboles que en alguno de los planos se colocan sobre la cabeza del personaje, santificándolo, de escenificarle como el elegido, porque todo tiene un porqué. El creador de una simulación tan real a la vida que parece otro mundo, un mundo creado por él mismo. Por eso su obsesión por demostrar la teoría determinista que le haga redimirse de toda culpa. Rechaza el libre albedrío porque necesita demostrar que, de cualquier forma, independientemente de cómo hubiera actuado él, su familia iba a morir. Para Forest no construimos nuestro futuro, todo está predeterminado. Ya está escrito, no depende de nuestras acciones o decisiones.

‘Devs’ nos habla del uso de la tecnología, de los avances en la ciencia que nos hacen convertirnos en falsos profetas. De la utilización de estos recursos a nuestro antojo, con la pérdida de la privacidad que eso conlleva. Sin embargo, por muchos avances que haya, por muchas teorías científicas del universo que quieran demostrarse, por mucha integración tecnológica en nuestro día a día, hay algo que nunca cambiará en el ser humano: la motivación emocional. Detrás de todas las decisiones que tomamos, detrás de todo lo que hacemos, siempre hay un motivo que nos empuja a ello y, como ocurre con Forest, normalmente este motivo es emocional. Solo buscamos estar bien con nosotros mismos.

Un comentario en “‘Devs’: la culpa como motor de cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s